jueves, 8 de marzo de 2012

Never mind (in the other site).



¿Por qué volver sobre lo remoto,
Sobre lo ya olvidado por la memoria,
Por qué sacarle lustre al cajón de los recuerdos
Y atizar cenizas ya viejas?
¿Acaso por eso de las promesas incumplidas,
De cerrar capítulos,
De los fuegos que aún quedan?
Si lo Imposible dejó de serlo
Si los manjares fueron ofrecidos en bandeja de plata,
Si tal vez sea el destino,
Si el tiempo hizo lo suyo…
Quién sabe porqué ahora,
Porqué justamente ahora…
Menester fue, acaso, superar años y años,
Que pasara tanta agua bajo el puente,
Que se estancaran abismales
Litros de semen esperando en las acequias.
Si fue preciso corroer todas las venas
Si fue necesario ultrajar hasta el último rosal,
Agotar todas las salidas alternativas
Y llegar a casa un día cansada
Y desbaratar con una premonición
Furtiva del Gran y Sabio pasado
Todo lo cometido hasta aquí.

¿Usarán y aplicarán de una vez y por todas
Estas manos cobardes
El poco brío que aún le queda?
¿Remontarán por los cielos
Todos los sueños que alguna vez soñé
Y que enterré para siempre?
Si es cierto lo que dicen
Que siempre se vuelve a los lugares
En donde más se amó la vida,
Si es cierto que nada se olvida
Y que la piel guarda todas las heridas,
¿Qué hacer con este puñal que me reservó el tiempo?

...después de ti crucé los dedos... 



05/03/12.

2 comentarios:

  1. Recordamos siempre lo que queremos borrar de nuestra mente. Hacemos reproches, pero estoicamente decidimos dar la razón al tiempo y sus sucesos de antaño.
    El Puñal que reservó el tiempo lo soltaremos y lo ocultaremos para remontar otros vuelos, aunque sea en el mismo lugar, pero con las heridas guardadas en nuestra piel.
    Una Preciosidad de Poesia. Cualquier estrofa es arte...Maravillosa, Gisela.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Un gran talento el tuyo,
    un abrazo

    ResponderEliminar

Siempre serás bienvenido en Mi Pequeño Mundo