martes, 3 de noviembre de 2015

"Nunca en la vida fuí golpeado tan duro."


(love)

Me vas a describir toda una historia
Que ya conozco.
Me vas a contar el cuento
Al irme a dormir,
Me vas a susurrar palabras heroicas
Al oído,
Me vas a dar fuerzas sobrenaturales.
Pero después me vas a arrastrar de los pelos,
Me vas a colocar contra la pared
A fuerza de golpes, a fuerza de miedo.
Me vas a abofetear en la cara,
Con el puño cerrado,
Con la peor de las realidades.
Me vas a escupir ya vencida
Para dar la última estocada de humillación.
Y me vas a dejar en el suelo,
Desparramada, dolorida y sufriente,
Y, dándome por muerta
Te vas a ir.
Y así, una vez más,
Se va a cerrar el círculo de la tempestad.
Y yo te absuelvo,
Por tonta, por no redimida,
Por suicida, por loca.
Y vuelvo a sucumbir a tus presagios.
Tu presencia me pone de rodillas,
Agotada y herida.
Tu andar me deleita a la vez
Que me enfurece.
Y a tu par mando a la desidia
Y a la esperanza.
A la paz y a la guerra.
Al terror y al coraje.
Y te pinto de colores
Y te lleno de sueños,
Y te acuno entre mis brazos,
Siempre vacíos, siempre a la espera.
Otredad maldita,
Acechante y feroz,
Verdugo y asesina.
Te declaré la guerra mil veces
Y mil veces perdí, agonizante, ante ti.
Sólo te pido una cosa,
Aquí desde mi perdición,
Aquí desde mi fuego,
Aquí desde mi rendición
(que es mi derrota, mi trinchera).
Te pido que esta vez,
Aunque sea  esta vez,
Duela sólo un poco menos.




29/10/15.

1 comentario:

  1. Interesante y degustable poesía,
    un placer leerte por aquí.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Siempre serás bienvenido en Mi Pequeño Mundo