lunes, 21 de mayo de 2012

Be free of fear...

14/05/12.



Porque cierres los ojos el mundo no deja de existir. Las cosas no se hacen por sí solas, alguien debe darle cuerda a las horas y minutos.
La fatalidad te asecha tras la puerta ¿vas a darle cabida? ¿Vas a iniciar la guerra después del alto al fuego? ¿Pretendes que las barricadas se hagan cenizas sólo porque las obvies?
Si el causal de todo es el pensamiento, ¿cómo quieres accionar a tu favor si a él caso no haces? Dañas tu más íntimo secreto por porfía. Y cuando brota la sangre soportas estoicamente haciéndote eco de tu Magno Orgullo.
Mi cielo nublado, debes saber algo, quien te habla tiene largo prontuario en Orgullo, y diré: a ningún sitio él conduce. Sólo te desploma derrotado ante el altar de tus sueños. Y te duermes entonces, famélico de una nimia sonrisa; en la más decrépita soledad. Deja a la chusma maldiciendo el derrotero de tus caídas. Pero tú sé distinto, a ellos ignóralos. Que te odien si quieren hacerlo! Que te defenestren. Haz lo que sientas, que lo que sientas va a estar bien. Qué atropello dirán los infelices. Qué heroico dirán los miedosos. Qué insano dirán los envidiosos. La réplica del mundo es vana cuando el corazón está seguro. A ellos NO LES DEBES NADA.
Proclámate vencedor sólo cuando hayas puesto en cada uno de tus fracasos, en cada una de tus victorias el corazón. No seas nefasto en un mundo donde la gente muere por un trozo de pan. No desperdicies lágrimas en lo que sí puedes tener. Nada más estúpido que ver la cima desde abajo por temor a ascender. Ve que los valientes arriba te esperarán. Y cuando rías el universo entero reirá contigo. Incluso las tontas esporas que respiras.
Te lo dice quien por orgullo ha perdido todo cuanto ha amado.


6 comentarios:

  1. Me encato Gisela :)
    Muy allegador... saludos!

    ResponderEliminar
  2. Qué mal nos hace culparnos mecánicamente por los afectos, las oportunidades y los objetos q suponíamos nuestros y ya no están. Buscar recuperarlos o redimirnos de algo a través de esa culpa enfermiza q es la herencia cristiana q supimos conseguir no hace más q quitarnos salud y calidad de vida. De todos modos vamos recurrentemente a ella por acto reflejo como un mandato genético. No tenemos responsabilidad en decisiones de otros. Aprender a vivir sin lo q antes creíamos poseer es un duro golpe a nuestro ego. Es muy difícil para todos. Como alguna vez te dije, siempre añoramos lo q ya no tenemos y deseamos lo q los demás tienen (afectos, aparentes éxitos, cosas materiales, etc). Es muy difícil no desesperarse por lo perdido ni caer en el hastío por lo que se da por sentado q es nuestro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es culpa ni pérdida, es un intento por hacerle abrir los ojos a las personas negadas a la felicidad. No hay ninguna herencia cristiana en mi haber por suerte.

      Eliminar
  3. Un himno a la perseverancia...hermoso

    ResponderEliminar

Siempre serás bienvenido en Mi Pequeño Mundo