jueves, 16 de agosto de 2007

De pérdidas y otras misceláneas.

Jugó con mi nombre, con mis manos, con mi conducta entera; no me preguntó mi comida preferida o si me gustaba el mar o no, tampoco me habló de sus sueños o de su afición. Sólo se llevó de mí lo que le gustó, dejándome con algo menos sólo porque sí. Habrá que ver en quién reside la culpa, habrá que ver si yo era la que deseaba dar sin recibir nada a cambio. Me dejó un gusto a agravio su paso fugaz y nómade, un destello de algarabía de otro tiempo, el dejo de un sabor amargo en la boca, cual elixir que transforma los minutos. Se llevó a cambio la parsimonia de mis bajas horas, la locuacidad de mi torpe encanto, todos los fonemas tristes que le pronuncié en la cara. Se llevó también la transgresión de mis edenes y me dejó a cambio la invitación al peor de mis infiernos. Como si morir un poco fuera necesario para haber estado a su lado, aunque más no sea brevemente.
Fue así que empecé a crear mi propio bestiario, con las urgencias de aquellos que venían a saciar sus erebos. Con la melancolía de los que se van para no volver y con la ambivalencia de los luchan por llegar pero sólo para estar lo que dura una estrella fugaz. Y así fui matando las horas, haciendolas mías con horas ajenas, con sabor a derrota, a abriles a veces. Y así fui creciendo, aprendiendo a preguntar primero, a saber que me quedaría tan sólo en donde yo deseara, sabiendo que obtendría y que perdería.
Pese a todo el sol no se apagó, y aún sigue secando mis lágrimas de atardeceres tristes, como si la nostalgia fuera el precio a pagar por vivir, como si añorar a los pasados momentos fuera un motivo más para seguir. Sin embargo no adoro los hechos en sí, sino todo lo ocurrido tras bambalinas, eso que sólo hace eco en mi conciencia, esa alegría de saberse vivo, libre, único e irrepetible.
Hoy busco como ciega la transparencia de mis palabras, buscos sus significados y los aúno a mis pensamientos. Buscando en ellos la estela de antaño, para saber si realmente es como yo lo pienso. Porque como dijo alguien, "cuando se ha llegado al objetivo se cree que el camino fue bueno". Será??

2 comentarios:

  1. Perdón por no pasarte el jueguito, pero ahora ya sé quien se puede prender en estas "cadenas" que a mi me divierten pero no a todo el mundo.
    Bueno bienvenida y estaremos visitandonos seguido, no?

    ResponderEliminar

Siempre serás bienvenido en Mi Pequeño Mundo